Simloc, empresa española dedicada al diseño y fabricación de simuladores de vuelo, utiliza auriculares BPHS1 y micrófonos PRO70 de Audio-Technica en sus avanzados productos.

Auriculares BPHS1 y micrófonos PRO70 de Audio-Technica en avanzados simuladores de vuelo

Simloc (www.simloc.aero) es una innovadora PYME española, con proyección internacional, que diseña, produce y distribuye dispositivos de entrenamiento en vuelo tipo FBS (Fixed Base Simulator) certificables y entornos de simulación de Realidad Extendida (XR) para el mercado civil y militar, bajo el estándar de calidad ISO 9001-2015.

El origen de la relación entre Audio-Technica y Simloc, una empresa obviamente ajena al mundo del sonido profesional, parte del contacto entre Jaime Valle, ingeniero de software y responsable de certificación en Simloc, y Yusti Blázquez de Audio-Technica, que ya tuvieron ocasión de colaborar cuando el primero trabajaba para una empresa dedicada al equipamiento para simulación clínica.

Finalmente, Simloc comenzó a incorporar equipamiento de Audio-Technica en el primer trimestre de 2019.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Jaime Valle sobre esta peculiar y fructífera colaboración.

Según nos comenta, los motivos que propiciaron la elección de productos de AT se sustentó principalmente en que “se trata de un equipamiento de gran calidad y robustez, a un precio muy competitivo. Debo hacer especial hincapié en la robustez, puesto que este material es usado constantemente y requiere de un buen comportamiento al desgaste y la manipulación, la cual a veces no es precisamente delicada. Y, naturalmente, porque cubre todas las necesidades técnicas de transmisión y recepción de audio para intercomunicaciones.”

En cuanto a sonido, nos comenta las necesidades que deben satisfacer los micrófonos y auriculares aptos para un simulador de vuelo: “Para que la simulación sea lo más realista y enriquecedora posible, deben cumplirse una serie de requisitos, ya que se trata de un entorno de simulación en el cual el ruido ambiente es importante. Esto es, en otras aplicaciones como estudios de grabación o televisión el sonido ambiente se encuentra muy controlado y la existencia de ruidos que puedan interferir en las comunicaciones se reduce al máximo.

En el caso de la simulación de vuelo existen multitud de fuentes de audio  perturbadoras como son el constante sonido de los motores y eventuales alarmas y alertas de los equipos de navegación y de protección de la envolvente de vuelo, sobre todo en los simuladores, ya que su entrenamiento reside en poner a prueba todos los posibles fallos de la aeronave y capacitar a los pilotos para su correcta reacción y resolución.

En este sentido se necesitaban micrófonos que captasen muy bien la voz pero que rechazasen todos esos ruidos y perturbaciones de la cabina de los pilotos. Los BPHS1 son perfectos para esto porque sus micrófonos dinámicos ofrecen una gran presencia vocal y una atenuación muy efectiva de aquellos sonidos ambientes que, gracias a la direccionalidad del micrófono, se reducen prácticamente al mínimo, dando una señal limpia y muy natural.”

Auriculares BPHS1 y micrófonos PRO70 de Audio-Technica en avanzados simuladores de vuelo

En el caso de los PRO70 la necesidad era bien distinta, pero no menos importante, ya que “Se requería de un micrófono de reducidas dimensiones para ser embebido en las máscaras de oxígeno con las que los pilotos entrenan situaciones como despresurizaciones o humo en cabina. A nivel de audio, de nuevo se requería captar la voz proveniente de los pilotos y rechazar todos aquellos sonidos ambientes antes mencionados. Gracias a la direccionalidad del micrófono y la calidad de sonido captada, los requisitos se cumplen con creces.”

En este tipo de aplicación, además del sonido, es necesario que los micros y auriculares ofrezcan otras cualidades, sobre lo cual afirma, “En general, como ya se ha comentado, la robustez, calidad y fiabilidad para su disponibilidad de uso de los productos es lo que prima, pero además también deben cumplir otras características particulares, por las que fueron seleccionados:

Los BPHS1 aportan un aspecto similar a los auriculares aeronáuticos convencionales, por lo que los pilotos no los extrañan, lo que ayuda a crear un clima de simulación mucho más realista. Además, un rasgo muy característico y una gran ventaja para el uso requerido es que el asta puede posicionarse de tal forma que el micrófono y el cable de conexión quede orientado en el lado derecho o izquierdo. Esto es tremendamente beneficioso para la simulación en aeronaves de aerolínea ya que la conexión para el capitán/comandante proviene de la izquierda mientras que para el primer oficial provienen de la derecha, por lo que el posicionamiento del micrófono y cableado de conexión evita incómodas situaciones de cables cruzados por delante o detrás de la cabeza.

Los PRO70 tenían como requisito indispensable un tamaño muy reducido capaz de ser incorporado dentro de máscaras de oxígeno. Su pequeña huella y un cable largo para la conexión hasta la petaca eran perfectas para conducir el cable a lo largo del tubo de oxígeno hasta el mueble donde se aloja la máscara de oxígeno.”

Se puso el máximo cuidado en el proceso de selección de estos equipos. “Se realizaron algunas pruebas con auriculares de aviación real, pero su elevado coste y la necesidad de realizar placas electrónicas de amplificación y captura específicas o comprar reales de aeronave disparaban el coste sin aportar ningún beneficio respecto a los de Audio-Technica,” afirma. “El siguiente paso fue contactar con Audio-Technica (a través de Yusti Blázquez, para su asesoramiento) y quedamos francamente agradecidos y satisfechos con el trato y la cesión de equipos de prueba, que posteriormente se llegaron a adquirir.

Auriculares BPHS1 y micrófonos PRO70 de Audio-Technica en avanzados simuladores de vuelo

Simloc manifiesta un muy buen grado de satisfacción con los equipos seleccionados, “sobre todo por la tranquilidad de tener equipos de calidad que no te fallarán, ni tendrás sorpresas a la hora de instalarlos en el simulador.

Actualmente, Simloc cuenta con 22 unidades de BPHS1 y 12 de PRO70 instaladas en 6 simuladores. Esta prevista la inminente entrega de más unidades, ya que la empresa planea ampliar su uso.

“El número de dispositivos de Audio-Technica está fijado por el número de dispositivos de comunicaciones que equipan los aviones reales,” afirma Jaime Valle. “Actualmente se están simulando las comunicaciones entre capitán, primer oficial e instructor, añadiendo un equipo extra para un cuarto ocupante que quiera estar presente en la simulación (BPHS1). Se simulan dos máscaras de oxígeno (PRO70), una para el capitán y otra para el primer oficial, para comunicaciones en aquellos procedimientos de entrenamiento que requieran de su uso.

La expectativa de Simloc es aumentar el número de simuladores vendidos anualmente, así como el nivel de fidelidad de los mismos, en lo que se denominan niveles de certificación. Algún cliente ya nos ha comentado la posibilidad de añadir microfonía auxiliar como los micrófonos de mano de los pilotos y teléfono (para hablar con tripulación y pasajeros), así como sería posible incluso, en un futuro, contar con micrófonos de cabina para la grabación de las sesiones a modo de CVR (Cockpit Voice Recorder), que es obligatorio para las aeronaves reales y queda registrado en la “caja negra”.

Sobre BPHS1 y PRO70

El BPHS1 es un robusto auricular estéreo que cuenta con audífonos circumaurales cerrados (cubren totalmente la oreja) y un micrófono profesional montado en un asta que puede situarse a cualquiera de los dos lados.

El micrófono que incorporan los auriculares posee un patrón polar de tipo unidireccional, optimizado especialmente para captar la voz humana con la máxima inteligibilidad. Es más sensible al sonido generado directamente frente al elemento microfónico, haciendo que sea especialmente eficiente en la reducción de la captación de sonidos producidos fuera de su zona de captación. El asta flexible pivota para permitir un fácil posicionamiento, tanto en el lado derecho como en el izquierdo.

En el interior de cada audífono se encuentra un transductor de neodimio de 40 mm, que ofrece una potencia impresionante, con sonido de la máxima claridad y articulación, ideal para manejar elevados niveles de presión sonora.

Los audífonos circumaurales disponen de un generoso acolchado que proporciona un excelente aislamiento acústico y la máxima comodidad cuando se utiliza durante largos períodos.

El PRO70 es un micrófono condensador en miniatura que ofrece una reproducción natural y articulada de la voz.

Se suministra con pinza para la ropa, convirtiéndolo en un micrófono muy fácil y cómodo de utilizar en cualquier situación.

Ofrece un patrón polar cardioide que reduce la captación de sonidos procedentes de los laterales y la parte posterior; esto, junto al conmutador de graves que incorpora, mejora considerablemente el aislamiento de la fuente sonora deseada.

El micrófono puede ser alimentado tanto con batería como con alimentación phantom.