Pressure Cooker Studios, unos respetados estudios dedicados a la grabación musical y la producción para cine, televisión y publicidad, se han trasladado recientemente a sus nuevas instalaciones situadas en el centro de Ciudad del Cabo. Estas han sido concebidas por el prestigioso diseñador de estudios Martin Pilchner, de Pilchner Schoustal International Inc. Genelec es el corazón de estas nuevas instalaciones; el distribuidor local, TruFi, ha suministrado monitores para equipar todos los espacios de grabación.

Las instalaciones han evolucionado desde los humildes comienzos en el sótano de una casa, hace 10 años, hasta un espacio de estudio de 355 metros cuadrados. Este nuevo espacio es exactamente como lo había imaginado desde los inicios el equipo de Pressure Cooker, y ofrece dos salas de control principales, entre las que se sitúa el estudio principal, un sala post 7.1 con cabina ADR adyacente, cinco salas de composición, una cabina de aislamiento independiente, recepción, salón y espacios comunes.

James Matthes, cofundador y CEO de Pressure Cooker Studios afirma: “Queríamos hacer que nuestro espacio fuera lo más cómodo posible, pero también lo más avanzado tecnológicamente posible: pasamos tanto tiempo aquí que era necesario que fuera acogedor, pero de alto nivel tecnológico.”

Para ayudar al equipo de Pressure Cooker a conseguir este agradable y avanzado entorno, se ha contado con la inestimable ayuda del software GLM de Genelec. “El sistema GLM es fantástico porque ayuda con todas las calibraciones relevantes de cualquiera de los monitores presentes, tanto en cuanto a ecualización como en alineación de fase,” apunta Neil Leachman, Ingeniero de Mezcla Final en Pressure Cooker. “Una vez el sistema está alineado y ecualizado, se tarda muy poco tiempo en ajustar los niveles de salida para monitorización surround en cine y cumplir con la especificación R128. El sistema GLM es de un valor inestimable para realizar correctamente el ajuste.”

Pressure Cooker ha utilizado sistemas de monitorización estéreo y surround de Genelec desde su fundación, y esta práctica ha continuado en las nuevas instalaciones. “Todas las salas de edificio disponen de monitorización Genelec, “afirma Matthes. “Desde que compré mi primer par hace más de nueve años, nunca he mirado atrás; todos sus monitores son fantásticos. Proporcionan un sonido excepcionalmente limpio, natural y sin adulteraciones; ninguna coloración, y por eso me gustan mucho.”

En cada una de las salas de las nuevas instalaciones se han utilizado monitores Genelec, de una forma u otra; Matthes dispone de un par de monitores de campo cercano 8040 en su sala de composición, y se han dispuesto monitores de tres vías 1238A para la función LCR detrás de la pantalla situada en la sala 7.1, con dos subgraves de 15 pulgadas y monitores 8040 como surrounds; el resto de las salas más pequeñas disponen de monitores de campo cercano 8030. “Elegimos un enfoque uniforme con Genelec porque queríamos poder movernos de una habitación a otra y sentirnos cómodos en todo momento«. afirma Matthes.

Por ejemplo, si paso de una sesión de escritura a la sala de composición, o empiezo a mezclar con un cliente en la sala de audición, mis oídos no me van a engañar. Creo que con Genelec, no necesito ningún otro monitor de referencia en ningún momento, ya que traduce el sonido de forma extremadamente natural.”

La primera prueba real a la que se sometieron las nuevas instalaciones de Pressure Cooker fue la película ‘This is not a burial, it is a resurrection’, que ha sido premiada este año en el Festival de Cine de Venecia. “Esta ha sido la primera película destinada al mercado internacional que hemos mezclado utilizando nuestro sistema Genelec, y el resultado fue fantástico,” afirma Matthes. “El productor de la película nos dijo cuán claro y brillante era el sonido, lo que me da mucha confianza en la configuración que tenemos, y confirma que nuestra decisión de elegir Genelec para toda la instalación fue la correcta «.

 

Más información sobre Genelec