La Escuela de Formación Profesional de Música Contemporánea de Shanghai tiene un noble propósito: cultivar los talentos profesionales en la interpretación y producción de la música moderna. Con el soporte del Gobierno Municipal de Shanghai, se comenzó a desarrollar el proyecto creando un complejo de estudios que establecerán una base de entrenamiento musical de alto nivel para educar estudiantes orientados al mercado laboral. Para asegurar que los estudiantes están usando el mejor equipamiento posible, se han instalado monitores activos inteligentes Genelec a lo largo de toda la instalación.

Durante las etapas previas de desarrollo, el Director de Tecnología Digital SunYart de Shanghai, Alex Wei creó una distribución básica para la instalación y continuó perfeccionando los planos junto con el Director Técnico, Zhang Minggang. La ejecución técnica fue realizada por He Weier, junto al mundialmente reconocido diseñador acústico, Sam Toyoshima. Uno de los factores clave para el equipo fue crear una instalación que combinara acústica y estética de la mejor forma. “El Sr. Toyoshima es un diseñador acústico lleno de diseño estético,” dice Wei. “Quería que este proyecto cumpliera los requerimientos acústicos y tuviera un impacto visual, para dar ese efecto ‘wow’, así que nuestras ideas encajaron bien.”

Las elecciones de diseño se ajustaban bien con las decisiones más técnicas para elegir monitores Genelec SAM calibrados de forma precisa con el software de gestión de monitores de Genelec GLM a lo largo de todo el complejo, con el diseño minimalista de los monitores y el esquema de color clásico complementando el estilo estético moderno y condensado de Sr. Toyoshima. “Los monitores Genelec se han ganado una buena reputación en la industria, y eran una elección inevitable para este proyecto,” explica Wei.

Más allá del estilo del complejo de estudios, se ha puesto muchísimo pensamiento técnico en esta creación. Por ejemplo, el gran estudio de grabación de 300 metros cuadrados con tiempo de reverberación variable. El espacio dispone de más de 70 columnas rotatorias con diferentes alturas y diámetros y diferentes tamaños de agujeros de absorción de sonido, que son usados para conseguir un tiempo de reverberación variable entre 0,8 y 1,2 segundos.

La sala de control para este espacio cuenta con un par de monitores principales 1236 insertados en el ventanal que ocupa toda esa pared. El personal percibe los monitores como si estuvieran flotando en el vidrio, pero se afrontaron retos con el peso de los monitores y su instalación. Wei trabajó con el diseño de Toyoshima, calculó el ángulo, centro de gravedad y fricción de la base de forma precisa y comparó varios materiales de construcción y métodos. Con esto solucionado, los dos monitores 1236 fueron instalados, permaneciendo estables con un ángulo de 6 grados de inclinación respecto al vidrio.

Además, tres monitores coaxiales de campo cercano 8351 han sido instalados en soportes retráctiles, que no obstaculizan el sonido de los monitores principales cuando están bajados, pero pueden elevarse mecánicamente para tener un sistema 5.1 para mezcla surround. Estos están acompañados por dos subwoofers 7380. “Los monitores 8351 dan una sensación muy moderna de ciencia-fantasía,” explica Wei. “Cuando trabajan junto con los subwoofers 7380, ¡es como si estuvieras pilotando una nave de Star Wars!

Otro espacio singular de enseñanza se ha desarrollado en la forma de “aula de escalera”, donde los estudiantes se sientan en escalones en vez de en sillas. A un lado del aula hay un ventanal que ocupa toda la pared dando vistas al estudio. Cuando el profesor está trabajando, los estudiantes pueden acceder al estudio para observar a través del ventanal desde los escalones. Sobre la mesa de mezclas, una cámara de alta definición muestra al profesor en acción a través de una pantalla, mientras que los monitores de tres vías Genelec 1238 transmiten el audio a la clase.

En el proyecto también se crearon cuatro espacios de grabación, incluyendo una sala de masterización en el piso bajo, dotada con monitores estéreo 1238 y un sistema 5.1 con 8351s y un subwoofer 7370. Además, un estudio de enseñanza multifuncional 5.1, que cuenta con monitores 8260 y un subwoofer 7370, y otros dos pequeños pero prácticos estudios en el sótano cada uno de ellos equipados con un par de monitores 8351.

El personal de la escuela describe los resultados como “mejor de lo que imaginábamos” y Wei está claramente orgulloso del innovador complejo que ha sido creado. “Lo que finalmente hemos conseguido aquí es una excelente calidad de sonido, y un posicionamiento de la imagen sonora muy preciso,” comenta. “Los profesores de la escuela, los profesores del Conservatorio de Música de Shanghai, y los profesores visitantes de otras escuelas, piensan que es el mejor estudio que han visto nunca.”

Por su parte, Toyoshima concuerda: “Creo que el equipamiento de alta calidad y la atmósfera creativa que la escuela proporciona puede formar un grupo de ingenieros de sonido orientado al futuro, mejor y más rápido.

Para más información, visite www.genelec.com