El ingeniero y productor Dave Eringa, afincado en Harlow (Reino Unido), ha invertido en un par de monitores activos inteligentes de tres vías Genelec 8351B de la serie «The Ones«, después de haber confiado en sus anteriores monitores durante más de dos décadas. Como resultado, Eringa -cuyos clientes incluyen a The Manic Street Preachers, Kylie Minogue y Ocean Colour Scene- siente que ahora «hace mejores mezclas».

«Estaba haciendo un álbum con Roger Daltrey en los estudios Metropolis, con mezclas realizadas por Michael Brauer, y acababan de recibir las nuevos Genelec«, recuerda Eringa. «Cuando tuvimos la mezcla lista y la pusimos en ellos y subimos el volumen, dije: ‘¡Oh, Dios mío, suenan increíblemente bien!’ y eso fue lo que hizo que empezara a pensar que tenía que hacer esto. Creía que sabía lo que me esperaba, pero cuando los escuché, pensé: «Esto es un juego totalmente diferente, es brillante». Podía escuchar todo con tanta precisión y claridad, y el extremo inferior era tan sólido. Desde la primera escucha me gustó mucho».

Aunque escucharlos en Metropolis fue una primera experiencia positiva, llevarlos a su propio estudio Electric Daveyland sería otra cosa. «Tengo la suerte de ser amigo de Andy Bensley, de Genelec, y vino aquí y los configuró correctamente para mí con el software de calibración GLM«, explicó Eringa. «Me dijo: ‘vamos a ver qué hacen tus viejos monitores’, y se notaba que estaba definitivamente sorprendido por lo planos que eran. Creo que pensó: ‘tenemos un pequeño desafío aquí’, pero los dejó sin palabras, obviamente«.

«Andy parece pensar que en esta sala, estos altavoces sin sub son planos hasta los 30 Hz, lo cual es bastante amplio, y no tengo suficientes cosas buenas que decir sobre ellos«, continuó. «No he movido nada ni un milímetro. Primero tuve que mover algunas cosas de la sala que creaban reflexiones y demás, así que he dejado todo lo demás como está, porque sonaba muy bien desde el principio«.

Después de haber utilizado los mismos monitores de estudio durante tanto tiempo, la transición a una configuración totalmente nueva ha supuesto un reto único. «Fue una curva de aprendizaje, sin duda«, reflexiona Eringa. «Al haber trabajado con un conjunto de monitores de forma continua durante 20 años, definitivamente subestimé lo fácil que sería cambiar. Pero en ese momento estaba mezclando un álbum, y una vez que me acostumbré a ellos, una semana más tarde, empecé a mezclar un 50% más rápido. Fue increíble, un verdadero cambio de juego para mí.

«De todos modos, estaba comprometido, pero es como un jugador de billar que cambia su taco, no sucede de la noche a la mañana«, continuó. «Pero cuando todo encajó, acabé llevando las mezclas a casa y al coche, y todo sonaba igual, y eso no tiene precio. Son geniales, me encantan«.

Por mucho que Eringa disfrute del sonido de los 8351, el elemento más importante ha sido la forma en que le han ayudado a trabajar. «Lo principal para mí es que han facilitado exponencialmente mi trabajo«, concluye.

 

Para más información, visite www.genelec.com