ES

  • UK
  • DE
  • FR
  • NL
  • RO
  • Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución de problemas

    2017-12-01T19:28:16+00:001 diciembre, 2017|Categorías: Artículos didácticos|Etiquetas: , , |

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    Los escenarios repletos de cables procedentes de los micrófonos de los cantantes, guitarras, batería y otros instrumentos pueden llegar a convertirse en una auténtica selva de cables entrecruzados que acaban limitando la libertad de movimientos de los músicos en el escenario.

    Los sistemas de microfonía inalámbrica convierten las señales de audio creadas por los micrófonos en señales de radio, que son enviadas de forma aérea por medio de un transmisor hasta un receptor, que a su vez los pasa al sistema de sonido, eliminando la necesidad de cables sobre el escenario.

    Gracias a los continuos avances y mejoras en cuanto a calidad de sonido y fiabilidad, los sistemas de microfonía inalámbrica son ahora más asequibles y populares que nunca y su uso va mucho más allá que los escenarios. Actualmente, es posible encontrar sistemas de microfonía inalámbrica en todo tipo de entornos: escuelas, centros de trabajo, salas de conferencias, gimnasios; en definitiva, en cualquier lugar en el que un intérprete o presentador necesite auténtica libertad de movimientos.

    Un sistema de microfonía inalámbrica está formado básicamente por dos componentes: un transmisor y un receptor. La calidad del sonido se ve influida en gran medida por la cápsula del micrófono.

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    Micrófono de mano System 10

    Existen dos tipos de transmisores – de mano o de petaca – que envían el sonido, sin usar cables, a un receptor inalámbrico colocado en la mesa de mezclas. El transmisor microfónico de mano integra el transmisor en el cuerpo del micrófono, por lo que dispone de las dos funciones en una única unidad.

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    Transmisor para guitarra System 10

    Los micrófonos lavalier, de diadema y de instrumento, así como los cables de guitarra deben conectarse en un transmisor de petaca para enviar su señal de audio. Los transmisores de tipo petaca pueden ser fijados fácilmente a la ropa, a un cinturón o a la bandolera de la guitarra.

    Los receptores inalámbricos procesan las señales enviadas desde un micrófono de mano o desde un transmisor de petaca y las convierten en una señal eléctrica. Esa señal es enviada después a través de un cable al amplificador de guitarra o mesa de mezclas.

    VHF frente a UHF, ISM frente a UVW

    Antes que nada, hablemos de los diferentes métodos de transmisión inalámbrica que podemos encontrar en el mercado. Básicamente, son cuatro: VHF, UHF, ISM y UWB. Los dos primeros siguen esquemas analógicos y los otros dos son digitales.

    Está muy extendida la idea de que los sistemas inalámbricos UHF son intrínsecamente mejores que los VHF y que los ISM (2.4 GHz) y UWB (6 GHz) son mucho mejores que los sistemas VHF y UHF. Cada uno de estos sistemas ofrece sus propias ventajas y desventajas, y cada uno de ellos ve limitada su operatividad por las regulaciones del espacio radioeléctrico y por la propia física de las señales inalámbricas. Esto es especialmente cierto ahora, que las bandas UHF están cada vez más pobladas y permanecen sumidas en una cierta incertidumbre regulatoria.

    Existen, de hecho, múltiples factores importantes que deben ser considerados a la hora de escoger entre VHF, UHF, ISM y UWB, como son el lugar y el modo en el van a utilizarse, el número de sistemas necesarios y, por supuesto, el precio.

    En cuanto a los sistemas inalámbricos analógicos tradicionales (VHF y UHF), se han publicado numerosos análisis técnicos que afirman rotundamente que los sistemas inalámbricos de UHF no ofrecen ninguna ventaja sustancial sobre los sistemas VHF.

    Pero con un primer vistazo, podemos señalar una ventaja fundamental: utilizando sistemas UHF existe una menor probabilidad de interferencia debido al mayor espectro de frecuencia disponible. Y dada la creciente saturación del espectro radioeléctrico, este es un punto clave.

    Operan en frecuencias más altas, que están menos congestionadas y los mejores modelos ofrecen la posibilidad de cambiar canales (altamente recomendable).  Es la elección ideal cuando el sistema de microfonía inalámbrica tiene que viajar.

    Las interferencias debidas a las salidas espurias de otros equipos de radio frecuencia son menos problemáticas en las frecuencias de UHF porque hay menos transmisores operando en frecuencias que causen problemas. Las interferencias debidas al equipo eléctrico, los dispositivos digitales, ordenadores (cada vez más utilizados para gestionar sistemas de sonido) y otro equipo electrónico también son generalmente menores en las frecuencias de UHF. Esto es debido a que el ruido provocado por estas fuentes se vuelve menos intenso a medida que la frecuencia aumenta.

    Dado que la longitud de onda es más larga en VHF que en UHF, las ondas pueden viajar a mayores distancias y pasar a través de obstáculos, y por lo tanto lo mismo ocurre con las interferencias, lo que las convierte en más problemáticas en la gama de frecuencias VHF. Trabajan en un ancho de banda que compite con la que usan los taxistas y cientos de estaciones de radio. Incluso los organismos reguladores del espacio radioeléctrico han eliminado algunas frecuencias dentro de esta banda. Probablemente, su aplicación más adecuada sea el karaoke casero o similares.

    La única ventaja realmente tangible que ofrecen los sistemas VHF es su menor coste. A nivel internacional, Audio-Technica ofrece en su catálogo sistemas VHF que han conseguido ser muy populares en los Estados Unidos, tales como el System 8 y el System 9; sin embargo, estos modelos no se comercializan en Europa. Las características de la gestión del espacio radioeléctrico en Europa, han desaconsejado su comercialización en el viejo continente.

    No ocurre lo mismo con los sistemas UHF, de los que Audio-Technica ofrece un gran catálogo para Europa, que incluye desde los sistemas profesionales de las series 2000 y 3000, hasta los sistemas más sencillos como el AT One.

    Los sistemas digitales operan en una frecuencia de 2,4 GHz, en la parte superior de la banda UHF, como las redes WiFi, los teléfonos móviles y otros dispositivos similares. No existen señales de alta potencia en esta banda; la mayoría de estos dispositivos operan con un vatio o menos; por lo tanto, las probabilidades de tener interferencias son bajas.

    ISM (Industrial, Scientific and Medical) son bandas reservadas internacionalmente para uso no comercial de radiofrecuencia electromagnética en áreas industrialcientífica y médica. En la actualidad estas bandas han sido popularizadas por su uso en comunicaciones WLAN (Wi-Fi) o WPAN.

    El uso de estas bandas de frecuencia está abierto a todo el mundo sin necesidad de licencia, respetando las regulaciones que limitan los niveles de potencia transmitida

    Ultra-wideband (UWB o Banda ultra ancha) son tecnologías que hacen uso de una gran cantidad de ancho de banda (velocidades que superan los 100 Megabits por segundo), normalmente se refieren a tecnologías inalámbricas, pero también puede ser utilizado con conexiones con cable.

    Los sistemas inalámbricos digitales (ISM y UWB) ofrecen importantes ventajas sobre los sistemas analógicos. Para empezar, el sonido se maneja sin compresión y es más claro, pero lo más importante es su capacidad de ofrecer una coordinación interna de frecuencias realmente fiable.

    System 10

    El System 10 de Audio-Technica trabaja en la gama de frecuencias ISM y ofrece un extenso catálogo de soluciones, que incluye productos como System 10 Stack-Mount, System 10 Stompbox, System 10 para montaje en cámaras, el sistema de montaje en rack System 10 PRO.

    Audio-Technica también ha investigado en el terreno de las bandas de frecuencia UWB, y el resultado fue el lanzamiento hace ya algún tiempo del sistema SpectraPulse, un sistema de muy alta gama que no ha sido comercializado en Europa.

    Existen otros factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de escoger un sistema inalámbrico:

    • Si se opta por el uso de sistemas UHF o VHF, es altamente recomendable decantarse por sistemas de diversidad. La diversidad es especialmente valiosa en los sistemas UHF, ya que las pérdidas de señal (dropouts) debidos a los multitrayectos son más problemáticas en las frecuencias UHF.
    • Si el sistema inalámbrico va a ser utilizado en varias ciudades, la coordinación interna de frecuencia que ofrecen los sistemas ISM será una herramienta muy valiosa para eludir las posibles interferencias.
    • Los sistemas de frecuencia fija no son una buena opción para sistemas que deban viajar. La frecuencia que puede funcionar bien en una ciudad, puede tener serios problemas en otra. Es mucho mejor optar por sistemas con selección automática de frecuencia.
    • Los sistemas UHF son especialmente recomendables en aquellas situaciones en las que se precisa disponer de antenas más pequeñas y menos visibles; por ejemplo, cuando el transmisor debe ser montado en el cuerpo del usuario. Y, por supuesto, el sistema UHF será el preferido cuando se requiera de un alcance considerable, con antenas de alto rendimiento.
    • Si los equipos inalámbricos se van a usar en situaciones donde es probable que haya otros sistemas inalámbricos presentes, se recomiendan los sistemas de UHF. Esto es porque hay más frecuencias disponibles, reduciendo las probabilidades de interferencia.
    • Los sistemas ISM y UWB son los más adecuados cuando se precisa transmitir a mayores distancias o se precisa utilizar antenas remotas que, en este caso, podrán ser conectadas por medio de cables Cat5, en lugar de cable RF que es mucho más pesado y caro.

    Diversidad Contra No Diversidad

    Los sistemas inalámbricos de diversidad siempre funcionan en el exterior mejor que los sistemas de no diversidad similares.

    Es muy recomendable utilizar sistemas con diversidad porque ésta combate de forma efectiva el problema más común en las transmisiones inalámbricas: las interrupciones de señal (dropouts) debido a los multitrayectos.

    Los multitrayectos se producen cuando las señales de radio frecuencia llegan a una ubicación a través de los diferentes trayectos de transmisión (normalmente refiriéndose a una combinación de señales directas y reflejadas). Bajo estas condiciones, la salida de audio del receptor inalámbrico podrá volverse ruidosa, o el audio podrá perderse completamente durante un tiempo corto. Los problemas de multitrayecto son más habituales en áreas cerradas, especialmente si en ella están ubicados objetos metálicos, pero también puede aparecer en otros entornos.

    Para combatir este problema, los receptores de diversidad cuentan con dos antenas y dos canales de recepción. Los circuitos especializados incluidos en el receptor seleccionan la antena y canal del receptor que está en condiciones de ofrecer una señal de mayor calidad. Como las probabilidades de que haya interrupciones simultáneas en ambas antenas son sumamente bajas, los receptores de diversidad proporcionan inmunidad casi completa contra interrupciones debidas al multitrayecto.

    El funcionamiento de diversidad también puede mejorar la gama operativa útil de los sistemas inalámbricos. Esto es porque incluso cuando no se produzca ninguna interrupción total real, los efectos del multitrayecto podrán reducir la cantidad de señal disponible en las distancias largas. Esto puede provocar que el receptor pierda brevemente el audio justamente antes de que el transmisor quede realmente fuera de rango. Con la diversidad, la pérdida completa de la señal es mucho menos probable y se extenderá el rango operativo útil del sistema inalámbrico.
    Audio-Technica ha desarrollado un innovador sistema de triple diversidad que garantiza unos resultados óptimos. El sistema ofrece tres niveles de diversidad: frecuencia, tiempo y espacio. La diversidad por frecuencia envía la señal sobre dos frecuencias distribuidas para conseguir una comunicación sin interferencias. La diversidad por tiempo envía la señal en varios espacios temporales para optimizar la inmunidad frente a las interferencias multitrayectos. Finalmente, la diversidad por espacio utiliza dos antenas en cada transmisor y receptor para maximizar la integridad de la señal.

    Este sistema de diversidad se utiliza en las series System 10 y System 10 Pro.

    Queda patente que el uso de sistemas de diversidad (especialmente si esta es triple) es la opción más adecuada si no se desea sufrir los inconvenientes de pérdidas momentáneas de señal o los problemas producidos por los multitrayectos.

    Tipos de Interferencia

    Las interferencias pueden ser calificadas como el problema más frecuente cuando se trabaja con sistemas inalámbricos. Sus efectos pueden representar solo una molestia menor, o alcanzar una dimensión tal que llegue a hacer el sistema inalámbrico completamente inutilizable. Las interferencias graves no son tan comunes como a veces se supone, sobre todo cuando se toman algunas precauciones simples. Sin embargo, cuando esto ocurre, puede ser altamente frustrante.

    Hay tres tipos básicos de interferencias: la interferencia de radio frecuencia (RFI – Radio Frecuency Interference), la interferencia eléctrica y la intermodulación.

    La Interferencia por Radio Frecuencia (RFI) es el tipo de interferencia causado por las señales de radio frecuencia (RF) producidas en o cerca de la frecuencia del receptor inalámbrico afectado. Las interferencias pueden ser producto de una transmisión intencionada, o pueden tener un carácter involuntario cuando son el resultado de algún defecto o característica no deseada en la fuente.  No es necesario que la señal de interferencia esté exactamente en la misma frecuencia que el sistema inalámbrico para que sea problemático.

    Algunos sistemas de microfonía inalámbrica operan en rangos de frecuencia que son compartidos con las transmisiones de televisión o diversos tipos de comunicaciones de radio, y esto puede provocar interferencias.

    Otra fuente de interferencia RFI puede ser la presencia de otros transmisores de microfonía inalámbrica. En algunos casos, un sistema inalámbrico incluye un transmisor body-pack y uno de mano. A menos que se tenga considerable cuidado, no es raro tener ambos transmisores accidentalmente encendidos al mismo tiempo. En esta situación, el receptor producirá un tono de audio sumamente fuerte y el sistema será completamente inutilizable.

    De forma similar, si dos sistemas inalámbricos pasan a usar la misma frecuencia, sólo podrá usarse un transmisor cada vez.
    La existencia de otros sistemas inalámbricos cercanos es una posibilidad que debe tenerse en cuenta. Los sistemas inalámbricos pueden interferir entre sí a distancias de hasta 600 metros o más. Esto es de capital importancia cuando el sistema inalámbrico está siendo usado en entornos donde pueden coincidir simultáneamente varios sistemas operando al mismo tiempo, como ferias, congresos, etc.
    Otra fuente de interferencia son los armónicos de las estaciones de radio FM y los transmisores de comunicaciones. Los potentes transmisores de estaciones de FM normalmente tienen una pequeña cantidad de salida al doble de su frecuencia operativa (el “segundo armónico”), y éste puede ser una fuente de interferencia para los sistemas inalámbricos que operan en la banda VHF de televisión. A menos que la potencia del transmisor sea alta y el transmisor esté cerca, es rara la interferencia de esta fuente. Aun así, es mejor evitar frecuencias inalámbricas que estén cerca de los armónicos de las estaciones locales de radio FM.

    Las salidas espurias de varios tipos de equipos de radio frecuencia son una fuente ocasional de interferencia. Los sistemas de televisión por cable, los receptores de comunicaciones, los teléfonos inalámbricos, los mandos de apertura de puertas de garajes e incluso los receptores domésticos de televisión y radio FM pueden causar interferencia en algunos casos que, si bien no son muy habituales, pueden ser perfectamente posibles. Cuando se hayan eliminado las fuentes obvias de interferencia, siempre es bueno sospechar de cualquier dispositivo electrónico capaz de transmitir o recibir una señal de radio frecuencia, o que use radio frecuencia en su funcionamiento. 

    La solución de los problemas de RFI casi siempre pasa o bien por la eliminación de la fuente de señal que está interfiriendo, o por cambiar la frecuencia operativa del sistema inalámbrico.

    La interferencia eléctrica casi nunca es intencionada. Con pocas excepciones, el equipo que causa los problemas eléctricos de interferencia no ha sido diseñado para ser una fuente de energía de radio frecuencia. A menudo, la interferencia es el resultado de un defecto, fallo o problema de mantenimiento que puede corregirse más o menos fácilmente. Algunos tipos de equipo electrónico simplemente tienden a generar la interferencia en el curso normal de funcionamiento.

    Se exige a los fabricantes que diseñen y fabriquen sus productos para que no causen interferencias dañinas. Los fabricantes hacen todo lo que pueden para cumplir con estas normativas, porque pueden sufrir multas graves por la venta de dispositivos que no cumplan con las normas.

    No obstante, ciertos tipos de equipo, como los equipos de iluminación y maquinaria eléctrica industrial, no están cubiertos por estas normativas. Además, los equipos electrónicos que cumplen con los requisitos gubernamentales, todavía pueden interferir con los sistemas inalámbricos si no se toman ciertas precauciones. El tiempo, el uso y el mantenimiento inadecuado también pueden pasar factura al equipo y pueden causar que se vuelva una fuente de interferencia en el futuro.

    Hay tres tipos básicos de interferencia eléctrica: el ruido del equipo eléctrico, el ruido generado por los dispositivos electrónicos como los ordenadores, y la interferencia de las fuentes naturales como los relámpagos. Quizás sorprendentemente, todas las formas de interferencia eléctrica son relativamente raras y responden a sólo un pequeño porcentaje de problemas de interferencia de todos los sistemas inalámbricos. En gran parte, esto se debe a que la reducción de las interferencias dañinas se ha vuelto una prioridad tanto para los gobiernos como para la industria en los últimos años. Las mejoras en el diseño del equipo inalámbrico también han contribuido. 

    Los retardos digitales, los procesadores de efectos digitales y otro equipamiento que contenga procesadores de señales digitales DSPs son más propensos a causar interferencias que los ordenadores.

    Esto es porque tales dispositivos están a menudo montados en el mismo armario o bastidor del equipo como los receptores inalámbricos. Generalmente, este tipo de interferencia es sólo un problema cuando el receptor está cerca del dispositivo digital. Por ejemplo, un receptor inalámbrico que esté experimentando interferencia grave cuando se monta directamente sobre un dispositivo digital podría estar libre de problemas cuando se mueve tan solo a unos 30 centímetros de distancia de la unidad digital.

    Un dispositivo digital puede generar una interferencia que viaje de regreso a través del cableado de corriente alterna o los cables de audio, alcanzando así eventualmente al receptor inalámbrico. A frecuencias más altas, la interferencia podrá viajar a veces por fuera de los cables al receptor. Separar físicamente los dispositivos y sus cables de corriente y de audio, normalmente minimizará el problema. En unos pocos casos, usar una fuente de alimentación independiente para el dispositivo digital o instalar un filtro de línea podría ser una solución eficaz.

    Las fuentes naturales, principalmente los relámpagos, responden a sólo un porcentaje muy pequeño de los problemas eléctricos de interferencia. Los diseños mejorados han hecho a los receptores menos vulnerables a los estallidos ruidosos de radio frecuencia de los relámpagos. Sin embargo, estos estallidos ruidosos en la línea de corriente alterna entrante pueden causar problemas a los receptores inalámbricos, sobre todo cuando el relámpago caiga sobre las líneas de corriente. En áreas donde los relámpagos son comunes, los protectores de sobretensión con los filtros de línea de corriente alterna de alto rendimiento pueden ser una sabia inversión.

    La maquinaria eléctrica y los sistemas de iluminación son fuentes de interferencia eléctrica. En la mayoría de los casos, la interferencia es el resultado de las chispas, la formación de arcos y las descargas eléctricas. En muchos casos, la interferencia es producida por los dispositivos de control eléctricos como los controles de velocidad de un motor, los controladores de temperatura y los controladores de nivel de iluminación. El equipo de alto voltaje, sobre todo los letreros de neón, también es una fuente conocida de interferencia.

    La intermodulación es un tipo de interferencia que aparece ocasionalmente en los sistemas de micrófonos inalámbricos. La intermodulación difiere de otras formas de interferencia en que ésta se crea en el propio sistema inalámbrico, no directamente por alguna fuente externa.

    La interferencia debida a la intermodulación se produce por señales fuertes que generalmente no están cerca de esa frecuencia inalámbrica. En cambio, estas señales fuertes sobrecargan algún circuito en el receptor inalámbrico, causando que el circuito genere internamente armónicos de esas señales fuertes. Estos armónicos luego se combinan o mezclan en el receptor, para crear una nueva frecuencia que no estaba presente en la entrada del receptor. Esta nueva frecuencia creada, llamada “producto de intermodulación”, interfiere con el sistema inalámbrico, de forma similar a otras fuentes de interferencia.

    Resolviendo los problemas de interferencia

    La interferencia es molesta y a menudo frustrante, sobre todo cuando los problemas son intermitentes o cuando parece que un problema se ha resuelto, sólo para volver a aparecer poco después. Los esfuerzos para corregir los problemas de interferencia también son a menudo complicados por el hecho de que hay varios tipos de interferencia y cada uno requiere un concepto diferente y una solución distinta.

    A veces, los problemas de interferencia tienen causas muy básicas. Para evitar perder el tiempo en un problema fácilmente corregible, es recomendable verificar en primera instancia los puntos siguientes:

    • Asegurarse que ningún transmisor de radio, incluyendo el transmisor del sistema o aquellos para otros sistemas inalámbricos, esté a menos de, aproximadamente, entre 3 y 4,5 m de las antenas receptoras inalámbricas. Esto puede sobrecargar los receptores y puede aumentar las probabilidades de interferencia.
    • Asegurarse de no permitir que las antenas del receptor se toquen una con otra al colocar los receptores. Verificar especialmente que las antenas de un receptor no toquen, o se acerquen demasiado a las de otro receptor. Intentar proporcionar por lo menos 25 centímetros de separación entre las antenas de cualquiera de los dos receptores.
    • Verificar que todos los transmisores dispongan de baterías en buen estado. El bajo voltaje de las baterías con poca carga puede causar que algunos transmisores generen molestas interferencias. Ante cualquier duda, lo mejor es instalar una batería alcalina nueva y totalmente cargada en todos los transmisores inalámbricos.
    • Si se utiliza un sistema combinado de mano + petaca con dos transmisores en la misma frecuencia, o dos sistemas inalámbricos en la misma frecuencia, asegurarse de que ambos transmisores no puedan encenderse al mismo tiempo.
    • Revisar el ajuste del control del silenciador (squelch) en el receptor. Un ajuste más elevado del silenciador proporcionará mejor protección contra la interferencia. Sin embargo, como un ajuste elevado puede provocar una reducción en la gama operativa, fijar el control a la posición más baja que consiga eliminar la interferencia de forma fiable.

    A veces, sin embargo, el problema real está en otra parte. Por ejemplo, las estaciones de radio AM pueden presentar ruido en un sistema de audio a través de los circuitos de entrada del mezclador o de los amplificadores. Debido a que la interferencia simplemente es una estación radio, es fácil llegar a la conclusión de que proviene del sistema inalámbrico. Reconocer la fuente real del problema puede a ayudar a evitar los esfuerzos infructuosos para corregir un problema inexistente del sistema inalámbrico.

    Tomar las precauciones simples enumeradas a continuación reducirá enormemente las probabilidades de que la interferencia sea un problema.

    • Asegurarse que las frecuencias inalámbricas no estén en el canal local de televisión.
    • Verificar todas las frecuencias inalámbricas en uso para asegurarse que no haya dos sistemas en la misma frecuencia.
    • Verificar para asegurarse que no haya dos frecuencias inalámbricas que estén demasiado cerca. En general, se recomienda un espacio mínimo de 1 MHz entre los sistemas.
    • Si se usa un número considerable de sistemas, las condiciones de funcionamiento serán difíciles y será probable que haya interferencia; hay que considerar el uso de equipo más sofisticado. Los sistemas de mayor calidad podrán rechazar mejor la interferencia.
    • Antes de usar un sistema en una nueva ubicación u otra ciudad, hay que volver a verificar si hay nuevos problemas. Cambios pequeños en las condiciones de funcionamiento podrán causar interferencia donde antes no la había.
    • De nuevo, revisar el ajuste del control del silenciador en el receptor.
    • Una vez más, asegurarse de que todas las baterías sean nuevas y estén totalmente recargadas. Las baterías poco cargadas harán el sistema más susceptible a la interferencia.
    • Apagar el equipo electrónico innecesario, sobre todo los ordenadores, reproductores de CD y otros dispositivos digitales. Éstos son una causa relativamente común de interferencia inalámbrica, sobre todo si están cerca del receptor.
    • Si es necesario el uso de ordenadores o dispositivos digitales, es recomendable situarlos a una distancia de al menos 1 metro del receptor inalámbrico y sus antenas.
    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    Sistema inalámbrico System 10 para cámaras de vídeo

    Maximizar la distancia operativa

    La gama de distancia de funcionamiento no debe ser un problema frecuente con los sistemas inalámbricos de calidad. Todos los sistemas inalámbricos Audio-Technica tiene un margen de seguridad incorporado que asegura el funcionamiento fiable en la gran mayoría de situaciones. Sin embargo, cuando el entorno de funcionamiento es particularmente difícil o la aplicación es especialmente desafiante, las sugerencias que se ofrecen a continuación podrán ayudar a obtener los mejores resultados:

    • Para obtener una mayor distancia de funcionamiento, es más apropiado utilizar un sistema inalámbrico de diversidad.
    • Asegurarse de que existe una trayectoria en línea despejada y sin obstrucciones entre las antenas del receptor y el transmisor. Los objetos de metal entre el transmisor y el receptor, incluyendo pantallas o andamios, normalmente reducirán enormemente la distancia. No montar los receptores detrás de otro equipo, en el suelo, o en cuartos traseros.
    • Cuando la distancia es muy importante, hay que considerar la opción de usar un equipo de mayor calidad. Los sistemas más caros normalmente tienen los receptores más sensibles, que permiten trabajar a mayores distancias.
    • Un ajuste alto en el squelch podría provocar una reducción en la distancia operativa. Si los problemas de interferencia requieren una configuración de alto silenciamiento, elimina la interferencia o cambia la frecuencia para evitar la pérdida de distancia.
    • Mantener todos los transmisores a una distancia de al menos 3 m de los receptores y sus antenas. Los transmisores podrían cargar excesivamente al receptor y podrían reducir su sensibilidad, además de, probablemente, causar interferencia.
    • Usar sólo baterías alcalinas de la máxima calidad para los transmisores. Otros tipos de baterías podrían tener un voltaje demasiado bajo o una capacidad inadecuada para que el transmisor logre una salida a potencia completa.
    • Para los transmisores tipo petaca de UHF, mantener el cable del micrófono lejos de la antena del transmisor.
    • No permitir que las antenas del receptor se toquen. Para obtener mejores resultados, mantener las antenas lo más lejos posible de los diferentes receptores.
    • Montar las antenas del receptor tan alto como sea factible, si es posible, por lo menos de 2,5 a 3 m sobre el suelo o escenario. Mantener las antenas lejos de los objetos de metal, incluyendo cables, cañerías, armarios, andamios y soportes para los revestimientos acústicos del techo. Asegurarse que haya una trayectoria en línea despejada y sin obstrucciones entre las antenas del receptor y el transmisor.
    • Es importante asegurarse de que el equipo inalámbrico a tenido un mantenimiento adecuado. Después de un largo período de uso, los receptores inalámbricos pueden perder sensibilidad y la potencia de los transmisores puede decaer. Si la distancia de transmisión no es lo que fue una vez y no hay ninguna otra causa obvia, será necesario someter el equipo a una revisión de mantenimiento.

     Técnicas del Silenciador

    Los circuitos del detector en los receptores de los micrófonos inalámbricos generan ruido de audio de alto nivel cuando no está presente la señal de entrada. Si se permite su paso al sistema de audio, este ruido sería intolerable para los oyentes, y podría suponer un riesgo grave para los amplificadores y altavoces. Para que un sistema de micrófonos sea útil, el receptor debe incluir alguna forma de circuitería silenciadora para silenciar la salida de audio cuando no hay presente ninguna señal de audio.

    La forma más simple del circuito del silenciador monitoriza la señal de entrada de radio frecuencia al receptor, y fija en silencio la salida de audio si el nivel de la señal cae por debajo de lo necesario para obtener un audio satisfactorio. Si el circuito del silenciador está correctamente ajustado y todo funciona correctamente, el receptor sólo producirá audio que sea de calidad aceptable. En otros momentos, la salida del receptor quedará en silencio. Este tipo de silenciador trabaja sumamente bien a menos que haya una interferencia presente.

    La interferencia complica la situación considerablemente. Las señales que interfieren pueden engañar al receptor haciendo que no fije el silencio en la salida de audio, sobre todo cuando el transmisor inalámbrico está apagado. Para hacer frente a este problema, una solución es hacer que el punto de silenciamiento sea ajustable.

    A menudo será posible encontrar una configuración del silenciador que elimine el silencio del receptor cuando se reciba señal del transmisor con la fortaleza adecuada, pero no cuando lo que está presente es la señal más débil de interferencia. Desgraciadamente, una configuración del silenciador más alta, normalmente reducirá también la distancia operativa máxima del sistema inalámbrico. Esto es porque el transmisor deberá estar relativamente cerca para entregar la señal con la consistencia adecuada al receptor.

    Para ayudar a superar este problema, se han desarrollado otras técnicas del silenciador más complicadas. Una es agregar un tono piloto de alta frecuencia para la señal del transmisor. El receptor verifica las señales entrantes para ver si el tono piloto está presente. Si no lo está, el receptor asume que la señal no es de su propio transmisor y mantendrá al receptor en silencio aun cuando la señal que interfiere sea muy fuerte. Esta forma del silenciador generalmente se denomina silenciador de “tono piloto” o “tono codificado”.

    Un tercer concepto es supervisar el nivel de ruido de alta frecuencia en la salida del detector del receptor. Un nivel alto de ruido indica que la señal que se recibe, está siendo interferida, o que no está en la frecuencia correcta y probablemente sea una señal errónea, o que tiene otras características que indican que no es la señal deseada. Esta técnica se denomina habitualmente como silenciador de “modo dual”.

    Se han usado otras combinaciones de circuitos del silenciador y técnicas más complicadas. Desgraciadamente, ninguna es 100% seguro.

    Los sistemas del silenciador de tono piloto pueden ser engañados por la intermodulación. Un producto de intermodulación causado por un transmisor con un tono piloto y otra señal tendrán presente el tono piloto. Similarmente, una señal fuerte y limpia que interfiere en la frecuencia correcta engañará a un receptor con silenciador de modo dual.

    Squelch ajustable vs Tone Lock

    Algunos sistemas inalámbricos de Audio-Technica, como la Serie 3000, incluyen un ajuste denominado squelch en el receptor. Se trata de un circuito detector que funciona de forma análoga a una puerta de ruido. Cuando el receptor no detecta una señal de radiofrecuencia superior a cierto umbral, el circuito detecto enmudece la señal de audio. Consulta en el manual de tu sistema inalámbrico A-T si éste cuanta con squelch ajustable.

    Cuando el receptor detecta una señal RF procedente de cualquier fuente, el squelch se abre y permite el paso de la señal de audio. Si el receptor detecta una señal RF procedente de una emisora de TV digital (DTV), es posible que la interferencia de radiofrecuencia pueda ser escuchada a través del sistema de sonido. Este es el motivo por el que es muy importante realizar un barrido automático de frecuencias en el sistema inalámbrico.

    Lo primero, es comprobar que el sistema inalámbrico posee capacidad de realizar el barrido de frecuencia. Si no es así, ajustar el squelch puede ser un método efectivo de reducir las interferencias RFI, pero esto tiene truco…

    En la mayoría de los casos, no será necesario ajustar el squelch. Sin embargo, dentro de las limitaciones normales del sistema inalámbrico, el nivel de silenciamiento se puede usar para reducir los problemas de RFI, siempre teniendo en cuenta que se producirá una disminución de la gama operativa.

    Es posible que un ajuste muy drástico en el nivel de squelch reduzca en cierta medida la distancia máxima a la que puede trabajar el sistema inalámbrico. Para conseguir unos resultados adecuados, cuando se reduzca de forma sensible el nivel de squelch, será necesario colocar el transmisor más cerca del receptor.

    El squelch ajustable no debe ser confundido con el Tone Lock, un avanzado sistema patentado por Audio-Technica, y que incorporan algunos de sus modelos más emblemáticos.

    Aunque el squelch Tone Lock no puede ser ajustado, tanto el squelch ajustable como el squelch Tone Lock trabajan conjuntamente para conseguir la mejor calidad de audio posible. El squelch Tone Lock enmudece solo el audio, permitiendo que cualquier señal de radiofrecuencia aparezca en el medidor “RF” del receptor.

    El squelch Tone Lock se abre solo cuando el receptor detecta un transmisor compatible, reduciendo en gran medida la posibilidad de interferencias audibles cuando el transmisor está apagado. Esto se consigue utilizando un tono incrustado en la señal enviada por el transmisor. Este tono, denominado tono piloto, debe estar presente antes que el receptor autorice el procesado de la señal de audio. Así, es necesario utilizar transmisores y receptores que pertenezcan a la misma serie, y no deben ser utilizados con componentes pertenecientes a otras series de Audio-Technica (a menos que se especifique otra cosa en las hojas de características técnicas de cada equipo), y tampoco debe intentarse emparejar transmisores o receptores fabricados por otras firmas.

     

    La gama de Audio-Technica:

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    Serie Artist Elite

    Esta serie ofrece dos receptores: el AEW-R4100, un receptor UHF True Diversity con selección automática de frecuencia, y el AEW-R5200, un doble receptor UHF true diversity con selección automática de frecuencia y ethernet. Esta función permite la gestión y control desde ordenador y desde cualquier lugar a través de software de control inalámbrico. La serie se completa con cuatro transmisores de mano y uno de petaca.

     

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    AT ONE

    AT-One, es el sistema inalámbrico UHF básico de Audio-Technica. Incluye un plan de frecuencias de 2 x 4 canales para mayor flexibilidad. El usuario puede seleccionar hasta 4 canales dentro de un grupo. Es de construcción robusta y cuenta con un interface de usuario simple.

    Disponible en tres configuraciones, AT-One puede ser adquirido con transmisor de mano o con transmisor tipo petaca. El ATW-11F está equipado con una robusta y discreta petaca, y proporciona una potencia RF de 10 mW, conmutador de amortiguación y batería con autonomía de 10 horas.

     

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    SERIE 3000b

    Incluye una amplia variedad de sistemas de mano, con elementos dinámicos y de condensador, y sistemas basados en petaca. El sistema ofrece nueve grupos pre-coordinados de escaneo de frecuencia, funcionamiento True Diversity y función de silenciamiento digital avanzada ToneLock™ contra interferencias

     

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    SERIE 2000b

    Incluye hasta 11 configuraciones distintas, con transmisores de mano y de petaca. Ofrece rastreo automático de frecuencias, que es capaz de encontrar un canal abierto, simplemente tocando un botón. Están disponibles hasta 10 canales seleccionables por el usuario. Su funcionamiento es True Diversity, e incorpora función silenciadora Tone Lock™.

     

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    SYSTEM 10

    El System 10 de Audio-Technica es el sistema inalámbrico digital en alta fidelidad más fiable de su generación. Ha sido diseñado para proporcionar un avanzado sistema con funcionamiento a 24 bit, fácil configuración y sonido claro y natural. Trabaja en la gama de 2,4 GHz, totalmente libre de interferencias TV/3G, y ofrece el sistema de triple diversidad –frecuencia, tiempo y espacio- desarrollado por Audio-Technica. Cuenta con selección automática de frecuencia.

    Micrófonos inalámbricos: Conceptos básicos y solución a problemas

    SYSTEM 10 PRO

    ​El sistema inalámbrico digital de montaje en rack “System 10 Pro” de Audio-Technica es muy fácil de utilizar, fiable y de funcionamiento automatizado, de forma que el usuario nunca debe preocuparse por él. Colóquelo en cualquier lugar, enciéndalo y ya está listo para trabajar.

    Al igual que el resto de la gama System 10, el System 10 Pro trabaja a 24-bit / 48 kHz, y ofrece un manejo simple, al tiempo que asegura un sonido claro y natural. Incorpora también el sistema de triple diversidad.

     

    Más información sobre toda la gama de sistemas inalámbricos de Audio-Technica