ES

  • UK
  • DE
  • FR
  • NL
  • RO
  • Técnicas microfónicas estéreo

    2020-02-26T11:50:54+00:0014 febrero, 2020|Categorías: Artículos didácticos|Etiquetas: , , |

    Las técnicas de microfonía estéreo iniciaron su desarrollo cuando la grabación de audio hizo la transición de mono a estéreo, y se utilizaron para crear una imagen sonora que replicara el sonido real en vivo. Los humanos disponemos de dos oídos, lo que significa que el sonido llega a cada uno de ellos con unos milisegundos de diferencia, permitiendo que el cerebro pueda determinar la dirección en la que se ha originado el sonido. Las técnicas de microfonía estéreo dotan a las grabaciones de esta sensación de direccionalidad.

    Par espaciado o técnica A/B

    La técnica de par espaciado o A/B consiste en utilizar dos micrófonos iguales, como por ejemplo el micrófono omnidireccional de condensador AT4049b, colocados a cierta distancia frente a la fuente. Un par de micrófonos cardioides AT4041, por ejemplo, también serán adecuados para implementar esta técnica. La distancia entre los dos micrófonos y entre ambos micrófonos y la fuente de sonido debe seguir la regla 3:1. Así, la distancia del par de micrófonos hasta la fuente debe ser tres veces la distancia entre ambos micrófonos. Esta regla previene los problemas de cancelación de fase, y deja al ingeniero bastante margen para desarrollar su creatividad.  Cuando se configure microfonía en estéreo, es necesario siempre comprobar cuidadosamente las fases y asegurarse que la colocación proporciona una imagen estéreo realista y no produce efecto de phasing. En la consola de mezclas –o en post producción- los dos micrófonos son panoramizados a izquierda y derecha para reflejar su relación real con la fuente de sonido. Cuanto más cerca está el micrófono de la fuente, más estrecha será la imagen estéreo; cuanto más alejado esté el micrófono de la fuente, más amplia será la imagen estéreo.

     

    X/Y estéreo

    También conocida con el nombre de par coincidente, la técnica de grabación X/Y estéreo es adecuada para producir un sonido plenamente estéreo en la grabación. Este método es utilizado a menudo en espacios pequeños, en los que los micros deben ser situados muy próximos entre sí, pero siguen produciendo una imagen estéreo amplia.

    El ancho de la imagen estéreo viene determinado por el ángulo en el que se han colocado los micros. Cuanto mayor sea el ángulo, mayor será la amplitud estéreo. Si el ángulo es demasiado grande, se creará un ‘agujero’ en el centro de la mezcla estéreo. Cuanto más pequeño sea el ángulo, menor será el agujero en la mezcla. Sin embargo, si este ángulo es demasiado pequeño, se acabará teniendo una señal prácticamente mono.

    Para configurar un par X/Y se necesitan dos micrófonos direccionales, como el micrófono cardioide de condensador AE5100, que se montarán con las rejillas prácticamente tocándose una sobre la otra, y la parte posterior en un ángulo divergente. Dependiendo de la distancia y tamaño de la fuente que se desea registrar, la magnitud del ángulo se situará entre 90º y 120º. Aunque los micros cardioides son la elección más habitual para aplicar esta técnica, es perfectamente posible utilizar cualquier otro patrón polar, como hipercardioide o bidireccional.

    Audio-Technica ofrece diversos micrófonos estéreo ya configurados para realizar grabaciones en modo X/Y, como el AT2022, un micrófono X/Y con cápsulas electret de condensador pivotantes o el BP4025. Este último, a diferencia de la mayoría de los micrófonos estéreo X/Y en los que las cápsulas forman una imagen estéreo de 90º, cuenta con una ingeniosa distribución de sus cápsulas para obtener una imagen estéreo de 120º más «realista».

    AT4051b y AT4050 (ajustado a figura en 8)

    AT4051b y AT4050 (ajustados a figura en 8)

    Mid-Side (M-S)

    La técnica de grabación estéreo denominada Mid-side utiliza también dos micrófonos, un canal central (mid) y un canal lateral. Normalmente, el micrófono mid debe tener un patrón de captación cardioide, mientras que el side debe ser siempre un micrófono con patrón de tipo figura en ocho. El sistema mid-side ofrece un excelente control sobre la imagen estéreo en post producción. Permite controlar la cantidad de sonido directo desde el micro mid y el sonido ambiente desde el micro side, ofreciendo un control excepcional sobre la amplitud del campo sonoro estéreo. Con otras técnicas de grabación estéreo, tienes que conformarte con lo que ya ha sido grabado, pero con el sistema mid-side es posible ajustar el espacio ambiente para proporcionar una imagen estéreo variable. Además, este sistema proporciona también una grabación totalmente compatible en mono; por ello es la técnica ideal para grabación en estéreo que puede ser retransmitida –TV o radio- en mono.

    El micro mid es de tipo direccional, y se coloca apuntando al centro de la fuente de sonido, mientras que el micrófono en figura en ocho se coloca alineado al eje vertical del micro cardioide, tan cerca de él como sea posible. El micrófono con el patrón en figura en ocho es orientado con una diferencia de 90º con respecto al eje del micro cardioide, con el lado positivo (+) de la cápsula, con fase normal, orientado hacia la derecha (esto es importante si, por ejemplo, deseamos mantener la perspectiva sonora de un escenario) y el negativo, de fase invertida, orientado a la izquierda. Ambos micrófonos deben alinearse en el mismo eje vertical, ya que esta técnica depende de que las señales se encuentren alineadas en fase.

    En el DAW o sistema de grabación utilizado, se asigna el micrófono mid a un canal y el micrófono de tipo figura en ocho en el canal situado justo a la izquierda del canal mid. A continuación, se graba el material. Una vez grabado, se copia la grabación del canal correspondiente al micro en figura en ocho al canal situado justo a la derecha del canal mid y se le invierte la polaridad. Se panoramiza el canal del micro en figura en ocho izquierdo totalmente a la izquierda, y el canal del micro en figura en ocho derecho (la copia con la polaridad invertida) totalmente a la derecha; el micro mid se panoramiza al centro.

    A medida que se aumenta el volumen del canal mid, la imagen estéreo se va centrando. A medida que los volúmenes de los canales izquierdo y derecho aumentan, la imagen estéreo es cada vez más amplia. Es muy importante mantener iguales los volúmenes de los canales izquierdo y derecho.

    Audio-Technica ofrece diferentes micrófonos estéreo con capacidad para realizar grabaciones en modo mid-side, como el AT4050ST, el BP4027 y el BP4029, todos ellos equipados con elementos independientes cardioide y de figura en ocho en configuración mid-side, con matrizado interno seleccionable por medio de conmutador. A través de este matrizado interno, el usuario puede seleccionar entre disponer de una salida estéreo izquierda-derecha (amplia de 127º o estrecha de 90º) a través del sistema interno de matrizado del micrófono, o disponer de señales separadas mid-side para su posterior manipulación.

    Par Blumlein

    La configuración denominada par Blumlein fue creada en los años 30 por el ingeniero de sonido Alan Blumlein. Al igual que otras técnicas de microfonía estéreo, la Blumlein utiliza también una combinación de micrófonos y, con una correcta alineación de fase, puede mezclar las señales procedentes de diferentes micrófonos para crear una nueva tercera dimensión sonora.

    El par Blumlein utiliza dos micrófonos con un patrón de captación bidireccional (figura en ocho), uno colocado sobre el otro con una diferencia de 90 grados entre sus ejes. Para conseguir la máxima coherencia de fase, es necesario que los elementos microfónicos estén situados tan próximos entre sí como sea posible. Ambos micrófonos se colocan frente a la fuente sonora con una diferencia de 45 grados sobre el eje, pero en direcciones opuestas (con la parte posterior del patrón en figura en ocho enfrentadas aproximadamente en 225 grados fuera del eje). Esta técnica consigue capturar tanto el sonido directo de la fuente como las reflexiones acústicas, a través de la captación posterior. Muy a menudo se utilizan micrófonos de cinta para implementar esta técnica, como el AT4080, que consigue el codiciado sonido de micrófono de cinta, al tiempo que soluciona los problemas de fragilidad y bajo nivel de salida que históricamente han afectado a los micrófonos de cinta. También son adecuados los micrófonos modelos con patrón de captación en figura en ocho AT4050, AT4081, AT2050 y AT4047MP; este último proporciona un sonido vintage en un diseño multipatrón, con patrones polares seleccionables entre omnidireccional, cardioide y figura en ocho, y su salida acoplada por medio de transformador y un elemento sintonizado especialmente proporcionan características sonoras reminiscentes de los primeros micrófonos F.E.T para estudio. Todos ellos son adecuados para la configuración par de Blumlein.

     

    Cada una de las diferentes técnicas de microfonía estéreo ofrece una característica sonora diferente; probando cada una de ellas conseguiremos timbres sonoros muy diferentes.

     

    Otros sistemas de grabación estéreo:

    El árbol DECCA

    Se trata de una variación de la técnica de par espaciado, desarrollada por los ingenieros de la discográfica Decca en la década de los 1950. Consiste en el uso de tres micrófonos idénticos, dos de ellos usados como par espaciado y un tercero a medio camino y situado al frente entre ambos, habitualmente situado en la posición del director de una orquesta.

    Se desarrolló como un compromiso entre la técnica par espaciado y los arreglos de múltiples micrófonos usados para grabaciones orquestales. Esta técnica sigue en uso hasta la fecha por los ingenieros de Decca para la grabación de música clásica y para películas. Su ventaja es que proporciona un muy buen campo estéreo, pero con buena localización de las fuentes.

    Históricamente en Decca se usaron para esta técnica 3 micrófonos distribuidos en un triángulo de 3 a 4 metros encima de la cabeza del director de la orquesta, aunque este espacio varía con las distintas salas de concierto y tamaños de orquesta. La distancia entre micrófonos depende del tamaño de la orquesta. Por ejemplo, para una orquesta relativamente grande los micrófonos izquierdo y derecho están separados unos 2.5-3 metros entre ellos. El micrófono del centro se sitúa al frente de ambos micrófonos con una separación de 1.8 a 2.1 metros.

    ORTF

    La técnica ORTF (Oficina de radiodifusión y televisión francesa), consiste en el uso de dos micrófonos cardioides colocados con un ángulo de 110 grados y espaciados entre sí por 17 cm horizontalmente. El espaciado está relacionado con la distancia entre oídos promedio en las personas y el ángulo entre los micrófonos emula el efecto sombra de la cabeza humana. Este efecto se produce cuando el sonido viaja rodeando la cabeza perdiendo intensidad y altas frecuencias.

    Este método, incluido en una subcategoría que se ha denominado par semi / cuasi- coincidente, produce muy buenos resultados en lo que respecta a la localización precisa de los instrumentos en la orquesta. También esta técnica produce una muy buena sensación de espacio debido a las diferencias de tiempo/fase entre las cápsulas.

    NOS

    Desarrollada por la radio holandesa (Nederlandse Omroep Stichting), basándose en su propia experimentación. Consiste en el uso de dos micrófonos cardioides colocados en ángulo de 90 grados y separados entre sí por una distancia de 30 cm. El efecto estéreo se logra por medio de una combinación de diferencias de nivel en las cápsulas y diferencias de tiempo de llegada de la señal.  Es recomendable usarla en situaciones en donde la fuente se encuentre cercana a los micrófonos.

     

    DIN  

    Desarrollada por el instituto alemán de normalización (Deustches Institut fur Normung) consiste en el uso de dos micrófonos cardioides espaciados 20 cm y con un ángulo de 90 grados. Esta técnica reproduce el efecto estéreo por medio de una mezcla de diferencias de nivel y diferencias de timbre. Resulta útil en distancias cortas.

     

    RAI

    Desarrollada por la compañía de radiodifusión italiana (Radio Audizioni Italiana), usa dos micrófonos cardioides separados 21 cm y con un ángulo de 100 grados entre sí.

    EBS

    Desarrollada por Eberhard Sengpiel del instituto Tonmeister dentro de la Universidad para las Artes de Berlín, Alemania. Es una técnica similar a la NOS y DIN, ya que usa dos micrófonos cardioides colocados en ángulo de 90 grados, pero con una separación de 25 cm.

     

    Olson 

    Es similar también a la técnica ORTF y consiste en dos micrófonos cardioides separados entre sí 20 cm y con un ángulo de 135 grados. Este ángulo es el más amplio aceptado de cualquiera de estas técnicas. Como resultado del ángulo de separación, el sonido del centro puede ser poco claro.

    Binaural 

    Esta técnica consiste en el uso de dos micrófonos omnidireccionales colocados en los oídos de una cabeza falsa. En los modelos comerciales de este tipo de cabezas falsas, incluso se han incluido los pliegues de las orejas, pretendiendo simular las reflexiones que se producen en los mismos. Cuando la grabación es reproducida a través de auriculares, se consigue un gran realismo en cuanto a la localización de los elementos y la distancia de los mismos. Este efecto disminuye cuando la grabación se reproduce a través de altavoces. Es de utilidad para aplicaciones de realidad virtual o videojuegos.